Cómo funciona la ciencia: el caso de los océanos (algunos datos sueltos)

08-06-2016



Fernando García Carreño. Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste*

 

Existe la creencia popular de que tres cuartas partes de la Tierra son agua, lo que es muy diferente a que tres cuartas partes de la superficie del planeta están cubiertas de agua. 0.02% de la masa de la Tierra es agua, dos diezmilésimas partes del todo.

No se sabe con certeza el origen del agua en el planeta; una explicación basada en evidencias indica que ésta pudo formarse a la par de los planetas y llegó a la tierra en meteoritos de hielo. Otras certezas muestran que, para cuando la vida se desarrolló en la Tierra, ya existían los océanos.

Océanos, la geografía a pesar de ser una ciencia exacta, no es muy precisa en su nomenclatura, así que si bien solo hay un océano, por convención se han dividido y subdividido: Ártico, Atlántico, Antártico y Pacífico, éste a su vez en Índico, Pacífico del norte y Pacífico del sur. Y cada uno, a su vez, en mares. No hay una definición unívoca que distinga océano de mar.

Un aspecto importante a entender son las mareas. Éstas se dan por la fuerza de atracción que ejercen la Luna y el Sol. Si bien atraen a toda la tierra, es el océano en el que esa fuerza es evidente. La posición de la Luna y el Sol en relación a la tierra es la que dicta las mareas de verano e invierno; existen lugares en donde la diferencia entre marea baja y alta es de varios metros. 

Los nombres de los océanos tienen varios orígenes; uno curioso es el del Pacífico, nombrado así por un navegante portugués, quien explorando en nombre de España, después de pasar por un mar muy peligroso, en el Estrecho de Magallanes entró a uno más calmo, por lo que lo llamó Pacífico.

Un aspecto importante de los océanos es que en ellos se desarrolló la vida hace unos 4,000 millones de años, 4.0 Ga (léase gigaaños) en notación científica. Una teoría que gana aceptación, debido a la cantidad de evidencias que la soportan, es que la vida se originó por mecanismos prebióticos en chimeneas hidrotermales alcalinas en el fondo del océano. 

El 8 de junio se conmemora el Día Mundial de los Océanos. La celebración fue propuesta por Canadá en 1992 y aceptada en 2002 con la iniciativa The Ocean Project; la Organización de las Naciones Unidas lo reconoció oficialmente en 2008. Se celebra para honrar a los océanos por el efecto que tienen sobre el planeta y la vida: son fuente de alimentos, vías de comunicación, sitios de esparcimiento y de control del clima. En 2015 y 2016 el tema de la celebración es Healthy oceans, healthy planet: océanos saludables, planeta saludable. 

Celebremos al océano considerando que cualquier acción en la tierra acaba en el mar. El aceite que derrama un auto es llevado por la lluvia y ríos al mar, así como cualquier basura. Y el bióxido de carbono que producimos termina disolviéndose en el agua de mar produciendo ácido carbónico, razón que explica la acidificación de los océanos, problema quizá de más efecto a largo plazo que el aumento de la temperatura en la atmósfera.

* El doctor Fernando Luis García Carreño es investigador del Programa de Ecología Pesquera en el Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor) y miembro nivel III del Sistema Nacional de Investigadores (SNI). Correo de contacto: fgarcia@cibnor.mx.

 

Nota del editor

Crédito de la imagen: Agencia informativa Conacyt.

 


Inicio | ¿Quiénes Somos? | Contacto | Ligas de interés

Instituto Politécnico Nacional 195, Playa Palo de Santa Rita Sur. 23096 La Paz, B.C.S. México
Tel: (52) (612) 123-8484 Ext: 3931

www.mexicoesciencia.com