2015, año internacional de la luz, un reconocimiento del impacto de la luz en nuestras vidas

23-01-2015



- Participan en las actividades inaugurales de dos días en la capital francesa un millar de personas, entre ellos una representación mexicana que integran también la investigadora Ana María Cetto y Gustavo Avilés, integrantes del comité coordinador en nuestro país.

 

La luz y sus tecnologías asociadas han revolucionado el mundo y continuarán cambiando nuestro futuro, consideró el doctor Enrique Cabrero Mendoza, director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), al participar en la ceremonia de inauguración del Año Internacional de la Luz, 2015 (IYL2015, por sus siglas en inglés).

Durante la primera jornada de las actividades inaugurales realizada ayer en París, el miembro de la Academia Mexicana de Ciencias precisó que los avances científicos y tecnológicos basados en la luz y sus aplicaciones, el primero, la invención de la luz eléctrica y el foco en el siglo XIX, han cambiado nuestra vida diaria y modificado las relaciones sociales a través de la medicina, las comunicaciones, la información, la educación, la energía, el entretenimiento y la cultura.

Ante Irina Bokova, directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Rolf Heuer, director general del Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN), Ligia Noronha, director de la división de Tecnología, Industria y Economía (UNEP) y Jane Naana Opoku Agyemang, ministra de Educación de Ghana, el funcionario mexicano reflexionó sobre la importancia de la luz y las tecnologías desarrolladas a su alrededor.

“En la semántica la palabra luz puede significar un agente físico que permite que los objetos sean visibles, luz es energía, luz es claridad. También puede hacer referencia metafóricamente al saber, a la verdad, a la guía de alguien, al día, al nacer y a la vida misma”, comentó.

Añadió que en la cosmovisión indígena, por ejemplo, las diferentes culturas americanas tenían un dios dedicado o relacionado con el Sol, el día o la luz. Para los aztecas, Quetzalcóatl; para los mayas, Kinich Ahau; para los incas, Inti. “La representación del tema y la relación de la humanidad con la luz, es milenaria”.

Cabrero aseguró que con esta iniciativa lo que se busca es un reconocimiento consciente del impacto que tiene la luz en nuestras vidas. “Queremos generar una mayor conciencia mundial sobre la importancia de la luz, la óptica y las tecnologías basadas en la luz. Se trata también de fortalecer la enseñanza; promover el acceso a estos nuevos conocimientos y destacar cuán esenciales son para afrontar los retos globales y mejorar la calidad de vida de la gente en nuestras naciones”.

A su vez, Irina Bokova recordó que el Año Internacional de la Luz y las tecnologías basadas en la luz es fruto de la iniciativa de un consorcio de organismos científicos que actúan en colaboración con la UNESCO. El consorcio agrupa a representantes de la comunidad científica, la sociedad civil, el mundo académico y el sector privado.

“El estudio de la luz ha repercutido en todos los ámbitos de la ciencia, la tecnología y la ingeniería. Desde los primeros intentos para comprender el movimiento de las estrellas y los planetas hasta del papel de la luz en la fotosíntesis, los esfuerzos para comprender la naturaleza y las características de la luz han revolucionado la mayor parte de las disciplinas científicas. Además, las ciencias de la luz han dado lugar a numerosas aplicaciones tecnológicas en medicina, comunicaciones o energía”, dijo.

Más de mil personas participan sólo en la fiesta inaugural que termina este martes 20 de enero en la llamada Ciudad Luz.

En ella participan cinco Premios Nobel con la impartición de conferencias plenarias; también se han programado sesiones temáticas dedicadas al papel de las tecnologías ópticas en materia de desarrollo, el porvenir de estas tecnologías o las soluciones prácticas que pueden aportar.

Como parte de la celebración, fue lanzada la campaña internacional: “1.001 invenciones y el universo de Ibn Al-Haytham”, que la UNESCO organiza en colaboración con 1.001 Inventions, organismo que promueve y valoriza el patrimonio cultural y científico.

Al-Hasan Ibn Al-Haytham, también conocido como Alhacén, es un erudito del siglo X originario de Basora (Irak) y considerado padre de la óptica moderna y del método científico. El primer milenio de la publicación de su obra Kitab al-Manazir (libro de óptica) coincide con las celebraciones del Año de la Luz. La campaña 1.001 invenciones prevé varias exposiciones interactivas, talleres y espectáculos para ilustrar el universo de este físico, filósofo y matemático.

En México, oficialmente será presentada la agenda de trabajo la próxima semana en una ceremonia que se realizará en la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Entre las actividades propuestas destacan coloquios de arte y salud, simposios sobre luces y sombras urbanas y un programa llamado “TNT: Detectives de la Luz”.

Belegui Beccelieri.

Fuente: Academia Mexicana de Ciencias. 20 de enero de 2015.

 


Inicio | ¿Quiénes Somos? | Contacto | Ligas de interés

Instituto Politécnico Nacional 195, Playa Palo de Santa Rita Sur. 23096 La Paz, B.C.S. México
Tel: (52) (612) 123-8484 Ext: 3931

www.mexicoesciencia.com