Resaltan la importancia de la lactancia materna

03-03-2015



Por Carmen Báez

México, DF. 26 de febrero de 2014 (Agencia Informativa Conacyt).- Los niños alimentados con leche materna regulan mejor su apetito, desarrollan adecuadamente su sistema inmunológico y son menos propensos a enfermedades como diabetes, leucemia, cáncer y obesidad, además de que alcanzan un desarrollo cerebral óptimo que impacta positivamente en su inteligencia, en comparación con los que son alimentados con fórmulas para lactantes.

En el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) existe un grupo de investigación dedicado al estudio de la lactancia, sus prevalencias, determinantes y a la evaluación de programas que promuevan esta práctica, liderado por la doctora Teresita González de Cossío.

De acuerdo con la investigadora del INSP y especialista en Nutrición Internacional, “una lactancia materna adecuada conlleva a una serie de efectos positivos a lo largo de la vida del ser humano”; sin embargo, en México no ha permeado los beneficios que conlleva esta práctica.

Un nuevo estudio realizado por el equipo de investigadores de la doctora González de Cossío documenta las implicaciones económicas que generan las prácticas inadecuadas de la lactancia, así como la cantidad de recursos que podrían ahorrarse el sistema de salud y los hogares en la atención de enfermedades neonatales y las consecuencias que se representan en edad adulta, si se siguieran las recomendaciones emitidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De acuerdo con la investigadora, el estudio se originó con la idea de saber cuáles son las consecuencias de una práctica inadecuada de lactancia, un problema indiferente en México, que es uno de los países que reporta los índices más bajos de América en este tema. El estudio de este fenómeno “es un área importante para determinar el costo en enfermedades crónicas y alergias que sufren los niños que no son amamantados”, dijo.

“Si no ponemos una cifra y no documentamos la magnitud de las consecuencias de una mala lactancia es más difícil llamar la atención a los tomadores de decisiones. Para ponerlo en relatividad con otros problemas, quisimos estimar qué es lo que estamos sufriendo por no alimentar adecuadamente a nuestros hijos; esta fue la razón por la que un grupo de investigadores nos dimos a la tarea de hacer este estudio”, comentó la también miembro de la Internacional Society for the Research of Human Milk and Lactation (ISRHML).

Resultados de prácticas inadecuadas de lactancia

Los resultados de esta investigación, publicados en enero de este año en el artículo “The costs of inadequate breastfeeding of infants in Mexico” de la revista The American Journal of Clinical Nutrition, estiman que las prácticas inadecuadas de lactancia le cuestan al país entre 745 mil millones de dólares y 2 mil 416 millones de dólares (aproximadamente unos 11 mil 175 millones y 36 mil 245 millones de pesos). Los investigadores agregan que de seguir las recomendaciones de la OMS podrían evitarse cerca de 5 mil 800 muertes prematuras en niños menores de un año.

Para llegar a estos resultados, los especialistas del INSP requirieron de una serie de información para determinar el porcentaje de madres que lactan de acuerdo a las recomendaciones de la OMS, de una forma mixta o exclusivamente con fórmula. Para conocer estos datos, los investigadores utilizaron la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2012.

El grupo de especialistas, integrado por Arantxa Colchero, David Contreras Loya, Hugo López-Gatell y la doctora González de Cossío, desarrolló un modelo que consistió en la estimación de los costos que genera la atención de las enfermedades neonatales, pérdida de productividad por cada muerte prematura que se podría evitar con mejores prácticas de lactancia y lo multiplicaron por el Producto Nacional Bruto (PNB) per cápita que un mexicano nacido en 2012 hubiera aportado a la economía del país, durante su vida laborable. También se estimó el costo que representa el uso de fórmulas para lactantes.

Con este modelo, se realizó un metaanálisis a través de fuentes del Seguro Popular, así como con información del registro de enfermedades del Sistema Nacional de Información y Salud (Sinais).

“Tuvimos que buscar información sobre cuánto le cuesta al país atender una serie de enfermedades –infecciones respiratorias de las vías inferiores, otitis media aguda, infecciones respiratorias agudas superiores, entre otras– y saber cuál es la incidencia”, explicó la doctora González de Cossío.

De los 745 mil millones de dólares y 2 mil 416 millones de dólares (aproximadamente unos 11 mil 175 millones y 36 mil 245 millones de pesos) que representa el costo de una práctica de lactancia inadecuada, corresponden al costo pediátrico del análisis elaborado por los investigadores, explicado a través de la productividad perdida, la atención de las enfermedades  y el costo de uso de fórmulas para lactantes. Entre los resultados de la investigación, se encontró que la compra de fórmula infantil representa entre el 11 y 38 por ciento del costo total.  

 También “analizamos cuáles son los salarios perdidos de los niños que mueren prematuramente. Tuvimos que hacer unas estimaciones con datos de México, el tiempo en que se trabaja en general y el salario medio”, agregó.

Los beneficios de una práctica adecuada

De acuerdo con la especialista, quien también pertenece al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) con el nivel II, en el estudio se realizó un análisis de investigaciones científicas para conocer los beneficios de la lactancia.

En este contexto, dijo que la OMS recomienda alimentar al niño con leche materna después de media hora de haber nacido y hasta los primeros seis meses de su desarrollo, y posteriormente junto a otros alimentos hasta los dos años. Esto permitirá un mejor desarrollo durante toda su vida, comentó.

“Hicimos una revisión de literatura donde vimos, por ejemplo, que 75 de cada 100 niños que tienen enterocolitis necrosante es causada por fórmulas; todos estos datos los pusimos en un modelo para estimar cuántas muertes, enfermedades y cuánto dinero se gasta en la compra de fórmulas”, explicó la investigadora.

“La evidencia científica indica que los niños que son alimentados –exclusivamente– con leche materna se enferman menos, con el tiempo aprenden a regular mejor su consumo de alimentos porque la mamá no se da cuenta de la cantidad de leche que consume el niño, deja que mame el tiempo que es necesario y el cuerpo del niño sabe cuánta leche necesita, por lo que succiona lo suficiente para obtenerla. En cambio, los niños con biberón no regulan bien su apetito, lo que se relaciona con la obesidad”, prosiguió.

En este sentido, la investigadora señaló que aquellos infantes que reciben leche materna como lo recomienda la OMS desarrollan mejor su sistema inmunológico y hormonal, además de que son menos propensos a enfermedades como leucemia, el cáncer con mayor prevalencia en niños.

“Los infantes tienen menos probabilidades de padecer diabetes tipo 1 y 2. Son niños más inteligentes porque las características de la leche materna y su composición están relacionadas con un mejor desarrollo cerebral. Son más seguros porque están más cerca de la madre”, explicó.

Por otro lado, de acuerdo con información publicada en el portal de internet del INSP, las madres que amamantan generan una protección contra padecimientos como cáncer de mama, cáncer de ovario, depresión posparto, hipertensión y diabetes. Además, su organismo es más eficiente para reducir peso después del parto.

De acuerdo con la investigadora, la información y documentación elaborada por el INSP será enviada a los tomadores de decisiones del país con la idea de coadyuvar, canalizar y contribuir al desarrollo de políticas públicas en beneficio de la lactancia materna.

“Se trabaja en la norma de la lactancia, bancos de leche y en escuelas, para promover educación sobre este tema, todo con el ánimo de reducir los costos en términos de enfermedad y muerte. Es la forma en que comunicamos los resultados a los tomadores de decisiones. Se viene trabajando en ello. En julio de 2014, la Secretaria de Salud (SSA) emitió una estrategia de lactancia materna que tiene en cuenta una serie de hechos basados en evidencia y conocimientos científicos”, puntualizó.

De acuerdo con la investigación publicada en la revista antes mencionada, se requieren investigaciones futuras para estimar el mayor costo efectivo, que ayuden a aumentar la tasa de lactancia materna en el país.

Este obra cuyo autor es Agencia Informativa Conacyt está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.

Fuente: Agencia Informativa Conacyt. 26 de febrero de 2015.
 


Inicio | ¿Quiénes Somos? | Contacto | Ligas de interés

Instituto Politécnico Nacional 195, Playa Palo de Santa Rita Sur. 23096 La Paz, B.C.S. México
Tel: (52) (612) 123-8484 Ext: 3931

www.mexicoesciencia.com