Tras 36 años, nuevo telescopio en San Pedro Mártir

02-12-2015



Por Tania Robles

México, DF. 26 de noviembre de 2015 (Agencia Informativa Conacyt).- México, en conjunto con España, inaugurará el nuevo telescopio dentro del Observatorio Astronómico Nacional (OAN) en San Pedro Mártir, Baja California. El BOOTES-5 es llamado así por ser el quinto telescopio de esta red internacional de telescopios que contempla España, Nueva Zelanda, China y, desde el día de hoy, México.

Esto se dio a través de la iniciativa del astrónomo español Alberto Javier Castro-Tirado, del Instituto de Astrofísica de Andalucía, y de la necesidad del proyecto por ampliar su red; fue entonces que en México se encontró el sitio y colaboración adecuados para ampliar BOOTES y su investigación de altas energías.

En busca de altas energías

Se trata de un telescopio de 60 centímetros de diámetro de apertura equipado con una cámara capaz de observar en el espectro de la luz visible. Cuenta con una montura alemana de alta calidad que le permite una gran eficacia, precisión y velocidad en su movilidad. Su objetivo será dar seguimiento con observaciones en la luz visible a objetos que emiten altas energías o rayos gamma. "Funciona por alertas que emiten satélites en el espacio que detectan rayos gamma, las cuales comunican al telescopio para que este se dirija y señale ese punto en el cielo", explicó el director de Instituto de Astronomía, William Henry Lee Alardín.

Esta forma de trabajo de los astrónomos, acoplar observaciones de observatorios espaciales y terrestres para, en coordinación y mediante alertas, lograr observar de distintas perspectivas el mismo objeto, es cada vez más frecuente desde hace 15 años.

El proyecto Burst Optical Observer and Transient Exploring System o BOOTES comenzó en 1998 por colaboraciones científicas checas y españolas. A partir de eso, se colocaron dos estaciones o telescopios en España a 240 kilómetros de distancia una de la otra, con cámaras CCD como parte de su instrumentación. Las siguientes estaciones, BOOTES-3 y BOOTES-4, se instalaron en Blenheim, Nueva Zelanda, y en el Observatorio Astronómico de Lijiang, China, respectivamente.

La razón de que el proyecto BOOTES cuente con varios telescopios son dos. En primera, se disminuye la probabilidad de que el sitio, aunque es considerado por sus excelentes condiciones para esta actividad, cuente con malos climas. La segunda es su distribución en el mundo en relación con que siempre habrá al menos un telescopio con un cielo nocturno sobre él, y la cobertura en ambos hemisferios, sur y norte.

"Al ponerse este telescopio, los astrónomos mexicanos que requieran observar objetos del hemisferio sur o que requieran seguimiento de 24 horas podrán hacerlo por medio de la red. México tendrá 40 por ciento del tiempo del telescopio de San Pedro Mártir, y cinco por ciento del tiempo de la red", agregó el investigador.

BOOTES-5 se realizó con financiamiento español y mexicano a través de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). Las aportaciones de España incluyen la cámara, el telescopio, la computadora y diversos sistemas, y por su parte México colaboró con la infraestructura y montura.

Renovaciones en la instrumentación mexicana

Además del BOOTES-5, el Observatorio Astronómico Nacional de San Pedro Mártir, en Ensenada, adscrito al Instituto de Astronomía, hospeda la construcción y obra en proceso de un proyecto de telescopio en conjunto con Taiwán, un telescopio mexicano con colaboración de investigadores de Estados Unidos y proyectos de diseño con Francia y Estados Unidos. Todo esto con el objetivo de internacionalizar el OAN y recibir y hacer colaboraciones e intercambios en materia astronómica.

Durante estos años, también se han instalado nuevos instrumentos en los telescopios mexicanos de 2.1 metros, 1.5 metros y 84 centímetros en el OAN.

Se espera que el telescopio mexicano con colaboración de Estados Unidos (Coatli), pequeño y de montura con movimientos rápidos, estará listo el próximo año. El proyecto con Taiwán, el Transneptunian Automated Occultation Survey (TAOS II), tiene como objetivo la observación de objetos de aproximadamente un kilómetro de diámetro ubicados en la zona y dentro del cinturón de Kuiper y contará con tres telescopios que otorgarán, ya entrados en operación, más de 300 terabytes de información por año. Se espera que TAOS II esté completado a finales de 2016.

Fuente: Agencia Informativa Conacyt, 26 de noviembre de 2015.

 


Inicio | ¿Quiénes Somos? | Contacto | Ligas de interés

Instituto Politécnico Nacional 195, Playa Palo de Santa Rita Sur. 23096 La Paz, B.C.S. México
Tel: (52) (612) 123-8484 Ext: 3931

www.mexicoesciencia.com