Promueve Redfan estudio de biotoxinas emergentes

11-12-2015



Por Joel Cosío

La Paz, Baja California Sur. 4 de diciembre de 2015 (Agencia Informativa Conacyt).- Científicos de la Red de Florecimientos Algales Nocivos (Redfan), perteneciente a la red temática del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), investigan biotoxinas emergentes producidas por microalgas nocivas —responsables del fenómeno conocido como marea roja—, con el objetivo de contribuir en el diseño de políticas sanitarias que mitiguen sus efectos en la población. 

El doctor Erick Núñez, responsable del Laboratorio de Toxinas Marinas y Aminoácidos del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor) y miembro nivel I del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), comentó que aún existen biotoxinas que no han sido estudiadas lo suficiente, por lo que es necesario monitorear constantemente los florecimientos algales nocivos (FAN).

"Dentro de la marea roja hay algunas biotoxinas nocivas e incluso tóxicas para la salud humana, pero también para la salud animal, algunas de ellas son reguladas en México y hay otras de reciente descubrimiento y problemática. Se requiere buscar métodos de detección, cuáles son los más adecuados, y también en investigación, cómo están afectando a los organismos. Además de las toxinas tradicionales que son por ejemplo, las toxinas paralizantes presentes en los mariscos, las toxinas diarreicas, las toxinas amnésicas, que son las más comunes, hemos visto recientemente la presencia de algunas toxinas emergentes —afortunadamente— en baja cantidad”, comentó.

Datos del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) indican que la periodicidad de las mareas rojas se ha incrementado en el mundo, ocasionando mayor número de vedas sanitarias relacionadas con las ficotoxinas, un tipo de biotoxina que a su vez es ingerida por especies marinas y, en consecuencia, pone en riesgo la salud humana si se ingiere.

Los efectos del cambio climático

El doctor Erick Núñez agregó que una de las teorías consensuadas a nivel internacional sobre el incremento de las biotoxinas está relacionada con el cambio climático y el enriquecimiento de los nutrientes en los ecosistemas costeros. Un ejemplo es la tropicalización del mar Mediterráneo que se encuentra en Europa Occidental y se produce a causa de un aumento en la temperatura del agua, facilitando la entrada a infinidad de especies marinas procedentes de aguas más cálidas, como del Atlántico occidental y el mar Rojo y, en consecuencia, genera un enriquecimiento de nutrientes.

“Hay cierto consenso sobre la influencia de estos factores (cambio climático y enriquecimiento de nutrientes de los ecosistemas costeros), en el caso de Europa tienen una investigación importante al respecto porque se piensa que la tropicalización de sus aguas está dando lugar a nuevos fenómenos con biotoxinas emergentes implicadas”, comentó.

El doctor José Bustillos Guzmán, investigador del Cibnor con más de 15 años de investigaciones en FAN y miembro nivel II del SNI, agregó que existe interés en organizar talleres de trabajo en conjunto con investigadores de todo el país para conformar líneas de investigación en torno al cambio climático y su relación con los FAN.

“Necesitamos estandarizar los métodos de investigación, hay pocos laboratorios que trabajan con la identificación y cuantificación de biotoxinas marinas en México; sin embargo, no tenemos los mismos métodos, entonces, en muchos de los casos estamos reportando la misma muestra analizada y estamos reportando cosas diferentes, por lo tanto, estandarizar estos métodos es importante”, indicó.

La doctora Christine J. Band Schmidt, especialista en FAN del Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas (Cicimar) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y miembro nivel I del SNI, agregó que las investigaciones en la red de florecimientos algales nocivos son de gran importancia para la salud pública y de los ecosistemas marinos, ya que al presentarse en una alta densidad ocasionan el deterioro de las condiciones ambientales y producen metabolitos que afectan y pueden matar otros organismos acuáticos, además de provocar intoxicaciones en seres humanos.

“Se está empezando a trabajar sobre biotoxinas emergentes en diferentes partes de la república, sobre todo en Baja California y Baja California Sur, en algunas zonas ya están monitoreadas las toxinas, sabemos que existen; sin embargo, necesitamos saber los límites y niveles de estas toxinas”, comentó.

La Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), institución del gobierno federal encargada de regular este tipo de toxinas en el país para la exportación de productos pesqueros, ha colaborado estrechamente con la Redfan en la conformación de una normatividad para regular las biotoxinas emergentes.

La Redfan

Es una red temática del Conacyt que tiene como objetivo fortalecer programas de movilidad, edición de libros, organización de talleres y conferencias, así como revisiones anuales de los avances de las investigaciones asignadas. La Redfan agrupa a académicos del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste, Universidad Autónoma de Baja California, Cetmar 11, Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas del IPN, Centro de Investigación Científica de Yucatán, Universidad Veracruzana, Universidad del Mar, Centro Universitario de Investigaciones Oceanológicas de la Universidad de Colima y el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada, institución coordinadora del proyecto.

Fuente: Agencia Informativa Conacyt, 4 de diciembre de 2015.

 


Inicio | ¿Quiénes Somos? | Contacto | Ligas de interés

Instituto Politécnico Nacional 195, Playa Palo de Santa Rita Sur. 23096 La Paz, B.C.S. México
Tel: (52) (612) 123-8484 Ext: 3931

www.mexicoesciencia.com