EcoNotas, divulgación científica para niños

17-03-2016



Por Ana Luisa Guerrero

Ciudad de México. 12 de marzo de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- ¿Cómo se formó la Península de Baja California?, ¿qué son los manglares?, o ¿por qué las arañas no son insectos?, son algunas de las preguntas que responden divertidos títeres de diferentes especies de la fauna marina y terrestre de Baja California Sur a niños de preescolar y primaria, con el fin de acercarlos a la ciencia.

Se trata de la colección ecoNotas, un ejercicio de divulgación del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor), conformada por cápsulas que simulan un noticiero de televisión conducido por Mury el Ratón, en el que acompañado de una pandilla de reporteros como Chacha la Araña, Puppo el Pulpo, Ramón el Camarón, Kakuy el Halcón, Bora la Cachora, Gina la Sardina o Débora la Serpiente, se acercan a los investigadores para explicar científicamente fenómenos naturales y el porqué de lugares o animales, con un lenguaje claro y sencillo.

Surgido de la mente de Cinthya Castro Iglesias, jefa del Departamento de Extensión y Divulgación del Cibnor, el proyecto inició en el año 2003 bajo el formato de video, teniendo gran impacto entre el público objetivo y traduciéndose en dos temporadas de trece capítulos cada una. Actualmente, a través del Programa de Acercamiento de la Ciencia a la Educación (PACE) a cargo de la doctora Sara Díaz, visita todas las escuelas de la entidad presentando experimentos en un formato de teatro guiñol que tienen como antesala los videos pioneros.

Por la calidad en su contenido y presentación, las cápsulas informativas ecoNotas comenzaron a ser un referente de divulgación científica infantil. En 2005, el PACE y el Programa de Divulgación de este centro público de investigación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) fueron reconocidos por parte del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) —a la fecha Secretaría de Cultura—, que además las presentó de manera gratuita en la Cineteca Nacional, en el marco del Festival de Cine Infantil, entre octubre de 2005 y junio de 2006.

La maestra Castro Iglesias comparte con la Agencia Informativa Conacyt este trabajo pionero de acercar la ciencia a los niños a través de un formato que les fuera atractivo pero que, además, pudiera realizarse con un presupuesto austero.

“Fue mi primer acercamiento con el Cibnor, que en ese tiempo estaba buscando visibilidad y se me ocurrió presentar la ciencia con marionetas. De la mano del maravilloso marionetero Carlos César Díaz, salieron unos lindos personajes de esponja relacionados con la biología del mar y de la tierra. Y empecé a desarrollar historias en las que le dimos voz a estos animalitos para que fueran en busca de los investigadores, para hablar de diferentes temas”, recuerda.

Entre ratones, arañas y pulpos te veas

Fue así que muñecos de arañas, camarones, halcones, pulpos y serpientes animados tomaron cámaras y micrófonos para presentar El informativo de la ciencia por la naturaleza, eslogan con el que se muestra, para dar a conocer qué es un manglar, cómo se forman los huracanes, cuál es el uso de las plantas medicinales o cómo surgieron las islas.

Para ello se acercaron a los investigadores del Cibnor, quienes interactuaron con las marionetas. Se creó un concepto muy creativo y de empatía porque los científicos sucumbieron a ellas para detallar los procesos de la naturaleza.

“Lo que quería era unir los conceptos de ciencia y arte para que fuera un vehículo que nos ayudara a llegar a la población infantil. Fue muy exitoso porque no solo fue para niños sino que lo disfrutaban muchísimo los papás”, destaca.

La también coordinadora general del Seminario Permanente las Ciencias y las Tecnologías en México en el Siglo XXI relata que se pensó en un trabajo innovador pero sin ser oneroso. Fue así que los muñecos se realizaron con materiales de bajo costo dando resultados efectivos, pues fueron muy bien aceptados por los niños.

El éxito los obligó a hacer una segunda temporada con auspicio del Ayuntamiento de La Paz a fin de dar a conocer las especies locales, y se planteó llevarlo a las escuelas del territorio en caravanas.

La ciencia, el centro de ecoNotas

Castro Iglesias dice en entrevista que uno de los primeros retos fue lograr la empatía entre los investigadores y los personajes, una situación que fácilmente se sobrellevó debido a que los muñecos conmovieron a propios y extraños, sobre todo porque el producto final estaba dirigido a los pequeños.

“Pensé en utilizar un vehículo con el que pudiera imprimir en los niños el ideal de querer ser científico, pero al mismo tiempo que permitiera a los investigadores sentirse admirados”, comenta.

Esta producción en su momento fue pionera porque conjuntó la divulgación de la ciencia con las artes escénicas, y su éxito radica en que el contenido es la parte central. Para ello se trabajó de la mano de los investigadores, porque fueron ellos los que presentaban sus materiales y se armaba en coordinación con el equipo de producción para redactar el argumento y posteriormente el guion, a fin de que todo estuviera en su lugar. Incluso los gráficos que aparecen fueron supervisados por ellos.

“El contenido de lo que mostramos es ciencia y esa no la digo yo, la dice el científico, él está a cargo, me hace el favor de compartirla, pero la digerimos juntos. Y para contar con un producto completo colaboraron algunos educadores quienes nos indicaron que el lenguaje que utilizamos era adecuado. Finalmente, la parte creativa fue el vehículo y el adorno para divulgar la ciencia”, resalta.

EcoNotas tiene un componente artístico para atraer la atención de los infantes, por lo que incluye musicales que conectan a los personajes con los espectadores.

“Me ha tocado componer canciones sobre buitres y otros temas, y los niños se rinden ante la música porque es un lenguaje fantástico para comunicar estos temas”, expone.

Y este elemento de arte visual que está implícito permitió que la colección se trasladara al teatro, pues las marionetas en conjunción con la música permitieron al conocimiento abrirse camino. De acuerdo con Castro Iglesias, el resultado es un público conmovido con lo que presencia.

Estas colecciones cerraron ese ciclo, aunque no se descarta la realización de una tercera temporada a futuro.

EcoNotas, el informativo de la ciencia por la naturaleza

Si quieres disfrutar de estas entretenidas cápsulas, visita la siguiente liga.

 

Fuente: Agencia Informativa Conacyt, 12 de marzo de 2016.

 


Inicio | ¿Quiénes Somos? | Contacto | Ligas de interés

Instituto Politécnico Nacional 195, Playa Palo de Santa Rita Sur. 23096 La Paz, B.C.S. México
Tel: (52) (612) 123-8484 Ext: 3931

www.mexicoesciencia.com