Briofitas, un enigmático y antiguo mundo de plantas

21-03-2016



Por Eduardo Piña

Ciudad de México. 10 de marzo de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- Consideradas entre las primeras plantas en ocupar el ambiente terrestre, las briofitas son un grupo muy antiguo de organismos que probablemente tiene más de 400 millones de años. Viven en ambientes variados, incluso en aquellos donde hay condiciones extremas como los desiertos y las montañas más altas, excepto el medio marino.

Las briofitas son plantas pequeñas conformadas por tres tipos que son los musgos, hepáticas y antocerotes, siendo los musgos los más conocidos ya que crecen sobre las piedras, suelo o los árboles como plantas epífitas, explica Claudio Delgadillo Moya, investigador encargado de la Colección de Briofitas del Herbario Nacional de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). 

Según el especialista, su importancia ambiental radica en la participación de muchos procesos biológicos como la captación de dióxido de carbono y nitrógeno; también son organismos que capturan agua dejándola fluir lentamente hacia los mantos freáticos, arroyos, ríos y en general al medio ambiente; en los bosques permiten que la humedad atmosférica se mantenga constante.

Aunque este tipo de plantas es muy antiguo, en México se conoce muy poco de ellas, explica el curador de la colección, ya que su estudio se dificulta por su tamaño pequeño que oscila entre unos cuantos milímetros o, más frecuentemente, uno o dos centímetros.

No obstante, existen algunas formas erectas que se encuentran en otros países donde llegan a medir hasta un metro de largo, mientras que en las zonas tropicales las formas péndulas pueden alcanzar decenas de centímetros.

Este tipo de plantas, afirma Delgadillo Moya, tienen poca importancia práctica actual, es por esa razón que pocos trabajan con ellas pues su estudio, cuando menos en México, tiene escaso impacto directo en la economía de las personas.

Sin embargo, se sabe que son indicadores biológicos porque su presencia, ausencia o estado físico pueden responder a una característica especial del sitio donde se encuentran. Por ejemplo, cuando hay gran cantidad de contaminantes en la atmósfera y la calidad del aire es pobre, los musgos pueden mostrar manchas amarillentas, perder su capacidad para reproducirse o morir. En las minas donde el suelo tiene concentraciones altas de metales, los musgos pueden crecer donde las otras plantas no lo hacen.

De cualquier forma, el conocimiento de las briofitas puede ser muy importante desde el punto de vista científico y ecológico, como en el de la evolución de los otros grupos de plantas, considera el investigador. 

En situaciones extremas, estos organismos, al perder agua sus sistemas enzimáticos, es decir, los mecanismos que permiten el metabolismo y la vida de las plantas, se suspenden pero se reactivan cuando entran en contacto con un poco del vital líquido.

Realizando estudios con briofitas

Recientemente, comenta el titular de la colección, se concluyó un estudio sobre los musgos de Aguascalientes, ya que en el pasado no se sabía cuántas especies había ahí. Antes de iniciar su investigación solo se habían registrado siete especies de musgos en la entidad, ahora se sabe que hay más de 90.

Actualmente, con el trabajo que emprendió el equipo de investigación del doctor Delgadillo Moya, con ayuda de las muestras en la Colección de Briofitas y con los estudios de muchos botánicos extranjeros, se sabe que en México hay cerca de mil especies de musgos.

Los proyectos de investigación, además de identificar especies de briofitas, pretenden "determinar la importancia de las elevaciones del centro de México, en el Eje Neovolcánico, pues en sentido histórico, los musgos representan organismos que permiten interpretar eventos que ocurrieron hace mucho tiempo, como las glaciaciones o el desarrollo de las montañas, que afectan la distribución de plantas", añade.

Navidad, ¿el mayor enemigo para las briofitas?

En México y en algunas partes de Latinoamérica donde se acostumbra poner los llamados nacimientos, la Navidad es una época muy peligrosa para las briofitas, ya que existen personas que las colectan y arrasan los musgos que forman carpetas en el piso de los bosques. Al depredar estas plantas, los colectores se llevan algo que tomó varios años de crecimiento, siendo los más afectados los musgos del género Thuidium e Hypnum, comenta el titular de la Colección de Briofitas.

Las pacas de musgo son transportadas de los bosques a los mercados en cientos de kilogramos, afectando terrenos boscosos en las periferias de las poblaciones, incluyendo la Ciudad de México. Si bien la época navideña es la que representa una mayor amenaza para este recurso natural, no queda exenta de ser depredada durante otras estaciones del año ya que también es utilizada como material de empaque para algunos productos.

El problema, argumenta el doctor Delgadillo, es que no hay un sistema adecuado de vigilancia de nuestros bosques y la tala ilegal destruye el sitio donde crecen estas plantas. “Por eso es de suma importancia proteger los bosques porque son el principal lugar de refugio de muchas de estas plantas; su destrucción equivale a desproteger a un individuo de su casa”, finaliza el doctor Delgadillo Moya.

Fuente: Agencia Informativa Conacyt, 10 de marzo de 2016.

 


Inicio | ¿Quiénes Somos? | Contacto | Ligas de interés

Instituto Politécnico Nacional 195, Playa Palo de Santa Rita Sur. 23096 La Paz, B.C.S. México
Tel: (52) (612) 123-8484 Ext: 3931

www.mexicoesciencia.com