Cambio climático amenaza actividad pesquera en el Golfo de California

23-07-2014



Ciudad de México, 20 de julio de 2014.- El aumento de las temperaturas y la variabilidad natural del clima ponen en riesgo la actividad pesquera de los principales ecosistemas marinos ubicados al noroeste mexicano, en particular en el Golfo de California.

Entre las especies más vulnerables están la sardina y el calamar, que en el pasado ya han mostrado disminuciones importantes en sus capturas comerciales, advirtió Salvador Emilio Lluch Cota, investigador del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor).

Proyecciones realizadas por expertos en cambio climático indican que las altas temperaturas podrían tener un impacto en este sector similar a lo sucedido en 1992, cuando la producción de sardina pasó de 300 a tres mil toneladas y, en consecuencia, hubo pérdida de negocios y empleos.

Si hoy se repitiera la situación de manera sostenida, “parte de la actividad pesquera desaparecería por completo con efectos negativos en diversas especies del Golfo de California”, aseguró el especialista en entrevista con Notimex.

“En esa región, de manera particular, tenemos recursos, organismos o ecosistemas que ya están en su límite cálido, y con los aumentos relativamente pequeños de temperatura no hay para dónde puedan desplazarse, por lo que son más sensibles al cambio climático”.

Una reducción en la producción de sardina impactaría de manera importante sobre el consumo directo y en diversas industrias de alimentos para ganado que utilizan la harina procedente de esta especie marina, explicó Lluch Cota.

Datos publicados en el portal del Cibnor indican que México está entre los primeros 20 países en producción pesquera, con alrededor de 1.4 millones de toneladas anuales que significan 1.5 por ciento de la captura mundial.

Se calcula que casi dos tercios de la producción proviene de cuatro estados: Sonora, Sinaloa, Baja California y Baja California Sur.

Las cifras muestran que el sector aporta alrededor del 0.7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional y emplea cerca de 1.3 por ciento de la población ocupada.

El integrante del Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) reiteró que las zonas de latitudes altas, como el Atlántico Norte y el Golfo de California, son las más afectadas con las altas temperaturas, al causar cambios significativos en el hábitat disponible para algunas especies.

La situación obliga a estas especies a tener mayor desplazamiento latitudinal hacia el norte. “Las tasas de movimiento están al orden de 10 kilómetros por década y los recursos está expuestos a diferentes repercusiones climáticas”.

Un caso trascendente es el de los corales, conchas, moluscos y almejas -comunidades frágiles y complejas con gran riqueza biológica y ecológica- que necesitan captar carbonatos de calcio para formar sus esqueletos, pero son perjudicadas por la acidificación o el cambio de pH en los océanos.

Para Lluch Cota el problema es aún mayor porque la falta de mecanismos para medir y conocer la composición atmosférica y la química del mar en relación con la acidez del agua y el bióxido de carbono (CO2), causa gran incertidumbre en México.

Apuntó que la temperatura del planeta se ha incrementado hasta 0.75 grados centígrados en los últimos 40 años y los cambios van más allá de la variabilidad natural o climática observada, pues la actividad humada es responsable de generar cada vez más rápido y a gran escala la concentración de calor.

Como antecedente, el investigador explicó que México presenta fuerte variabilidad natural por estar situado en una banda entre clima tropical y templado, lo que ocasiona fenómenos como el del niño que aumenta la temperatura hasta en 12 grados en cuestión de meses.

“Esto significa un cambio de temperaturas brutal en un tiempo muy corto con repercusiones mayores a los ecosistemas marinos, contrario a lo que podemos esperar del cambio climático en ese lapso”, acentuó Lluch Cota.

Aunado a ello, los especialistas en cambio climático aseveran que podría aumentar dos grados la temperatura para 2050 y, en consecuencia, algunas zonas ubicadas alrededor del mundo quedarían completamente libres de hielo.

“La situación requiere generar de manera urgente información ambiental en nuestro país, a fin de tomar decisiones importantes basadas en el conocimiento científico”, exhortó.

En octubre próximo estará disponible un resumen accesible del quinto informe del IPCC, que en esta edición por primera vez destinó un capítulo al tema de los océanos debido a su problemática, adelantó el investigador del Centro que se ubica en La Paz, Baja California Sur, en la zona del Pacífico mexicano, la más importante en la producción pesquera nacional.

Efekto Noticias / Notimex / Carlos Trejo

Nota del editor: El Dr. Salvador Lluch Cota es integrante del Seminario permanente las ciencias y las tecnologías en México en el siglo XXI, y participó el 20 de junio de 2014 en la mesa de análisis organizada en La Paz, B.C.S., "Lo que va a cambiar de su mundo. Resultados del IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change)".  Ver "México tendrá mayores temperaturas en 2050 por cambio climático. Comunicado de prensa".

Fuente: Efecto Noticias, 20 de julio de 2014.


Inicio | ¿Quiénes Somos? | Contacto | Ligas de interés

Instituto Politécnico Nacional 195, Playa Palo de Santa Rita Sur. 23096 La Paz, B.C.S. México
Tel: (52) (612) 123-8484 Ext: 3931

www.mexicoesciencia.com