INAOE: 45 años de investigación desde Tonantzintla

21-11-2016



Tonantzintla, Puebla. 11 de noviembre de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- El equipo de científicos del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) resaltan el rigor, la disciplina y colaboración que hacen posible, desde hace 45 años, generar conocimiento del más alto nivel. 

Este 12 de noviembre, el INAOE festeja 45 años de labores ininterrumpidas. En este tiempo ha dado a México científicos que llaman la atención no solo de sus colegas nacionales sino de instituciones en todo el mundo. Su contribución a la ciencia es tal, que año con año estudiantes de todas partes de la república y del extranjero se inscriben en sus programas de maestrías y doctorados.

Constituido como una de las primeras instituciones de investigación fuera de la Ciudad de México, el INAOE heredó las bases de lo que fue el Observatorio Astrofísico Nacional de Tonantzintla, fundado en 1942 por Luis Enrique Erro. Fue hasta 1971 cuando por decreto presidencial y gracias a las gestiones del doctor Guillermo Haro Barraza, el INAOE queda formalmente establecido. Actualmente es uno de los 27 centros públicos de investigación en México del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), con sedes en Tonantzintla, Cananea y el volcán de Sierra Negra.

Actualmente ofrece cinco maestrías y doctorados en astrofísica, óptica, electrónica, ciencias computacionales y, recientemente, en ciencias y tecnología del espacio. Todos, inscritos en el padrón de excelencia del Conacyt, salvo el doctorado en ciencias y tecnología del espacio, debido a su reciente creación.

El INAOE cumple así con los tres propósitos con que fue fundado: generar conocimiento nuevo y de frontera; formar recursos humanos de alto nivel, y coadyuvar a la solución de los problemas nacionales. A decir del investigador y docente en el área de astrofísica, José Guichard Romero, el INAOE está en el grupo de los líderes en México en cuanto a formación de recursos humanos.

“Nuestros alumnos están en todas partes, nos hemos caracterizado por formar cuadros humanos de alta calidad y bien capacitados. Por lo general, la planta estudiantil es de 400 estudiantes repartidos en todas las áreas, quienes están bajo la tutela de 140 investigadores”.

Cuando el cielo no es el límite

La curiosidad por saber qué hay más allá del cielo, de dónde venimos, las ganas de crear, diseñar y descubrir son características comunes en todos los seres humanos; sin embargo, hay quienes explotan en mayor medida estas capacidades y hacen de ellas una forma de vida. Los científicos del INAOE son un ejemplo, dentro de su formalidad se muestran apasionados de sus áreas de conocimiento, una pasión que fortalece día con día el INAOE.

En el área de Astrofísica, por ejemplo, su coordinador, el doctor Lino Héctor Rodríguez Merino, habló en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt sobre los logros del área que encabeza. Conformada por 41 investigadores y 53 estudiantes de maestría y doctorado, los egresados de astrofísica están insertos en instituciones de educación o centros de investigación de todo el país e incluso del extranjero, reconoce el doctor Rodríguez Merino.

“Hay muchos exalumnos muy destacados, pero puedo mencionar ahora al doctor Fernando Fabián Rosales Ortega, quien realizó su doctorado en la Universidad de Cambridge, actualmente labora en el INAOE y coordina proyectos importantes como el telescopio San Pedro Mártir de 6.5 metros”.

Asimismo, el área de Astrofísica también se destaca por otros proyectos que le permiten al INAOE mantenerse en la mira de la comunidad científica internacional. Entre ellos destaca el gran telescopio milimétrico Alfonso Serrano (GTM), el más grande del mundo en su tipo, conformado por una antena parabólica de 50 metros de diámetro (180 segmentos), con un rango de observación entre 0.85 y 4 milímetros.

A la par de este proyecto ya consolidado, destaca también la operación del HAWC (High Altitude Water Cherenkov), un observatorio de rayos gamma de gran apertura, a través de 300 tanques de agua instalados en diciembre de 2014 en el volcán de Sierra Negra y en el que participan más de 20 instituciones.

Óptica, pionera en México

El INAOE fue la primera institución en el país en ofrecer un posgrado fuera de la Ciudad de México, lo mismo que el doctorado. El doctor David Sánchez de la Llave, actual coordinador de Óptica del INAOE, señaló también en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt que en estos años de trabajo se han graduado más de 550 alumnos en óptica.

“Puedo destacar a Diana Santa Cruz Tentori, primera mujer egresada del programa de maestría y primera mujer investigadora en el Departamento de Óptica del CICESE (Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada), y a Roberto Machorro Mejía, primer egresado del programa doctoral; Julio César Gutiérrez Vega, fundador del grupo de Fotónica y Óptica Matemática en el Tecnológico de Monterrey; Víctor Arrizón Peña, quien ha destacado como científico y docente en el INAOE; Jazmín Carranza Gallardo, primera mujer egresada del programa doctoral y líder del Laboratorio de Espectrofotometría y Colorimetría del INAOE; y Karen Volke Sepúlveda, primera egresada del programa doctoral en obtener el nivel III del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y fundadora del Laboratorio de Micromanipulación Óptica del Centro de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), entre muchos otros estudiantes”.

Microelectrónica, fortaleza que trasciende fronteras

La electrónica es una ciencia aplicada que tiene que ver con industrias de alta tecnología que no siempre operan en México, lo que provoca que muchos de los egresados se vayan a otras partes del mundo, así lo reconoció el coordinador del área de Electrónica en el INAOE, el doctor Alfonso Torres Jácome. “El impacto que hemos tenido a nivel internacional también ha sido fruto de muchos años de trabajo y de mantenernos en una línea que pocos han incursionado, como la microelectrónica”.

Para fortalecer esta área, se tiene un laboratorio de innovación y equipo de primer mundo para la fabricación de dispositivos y circuitos integrados que, aunque no cuenta con dimensiones nanométricas, sí utiliza materiales nanoestructurados para enriquecer la tecnología del silicio y darle más funcionalidad.

“Nuestra formación, más que algo local, ha sido producto de una endogamia de todos los que salen al extranjero a estudiar y regresan al INAOE y eso es algo que se trata de mantener. Tratamos de que nuestros egresados no se queden aquí, sino salgan y, si hay posibilidades, se reintegren pero con una visión enriquecida”.

En cuanto a la participación en la industria, la electrónica está dominada por las ganancias que genere, por eso la creación constante es un factor decisivo en esta área. Partiendo de estos parámetros, los egresados de los posgrados del INAOE también han logrado colocarse en la industria de forma relevante.

“El logro principal del posgrado en electrónica es su calidad académica, por eso tenemos egresados como Jesús Palomino Echartea, gerente general del Centro de Diseño de Intel, ubicado en la ciudad de Guadalajara, Jalisco. Él tuvo un espíritu emprendedor, comprando una compañía que después compró Intel y que ahora dirige”.

Otro caso que destaca es el del doctor Edmundo Antonio Gutiérrez Domínguez, quien hizo un doctorado en Bélgica después de egresar del INAOE. Su participación en la industria se relaciona con la fundación de Motorola en México.

“En microelectrónica también destacan Daniel Durini Romero, jefe del Laboratorio de Optoelectrónica en Base de Silicio en Alemania; también tenemos egresados trabajando en el IMEC (Instituto Interuniversitario de Microelectrónica de Lovaina, Bélgica), lugar donde la comunidad europea concentra sus esfuerzos en microelectrónica y donde nuestros egresados ya trabajan”, advierte el doctor Torres Jácome.

Computación, un área muy activa

Las ciencias computacionales, aunque no se inscriban en las siglas del INAOE también son generadoras de conocimiento, ciencia y recursos humanos. Sus líneas de investigación son: reconocimiento de patrones y aprendizaje en máquina; cómputo reconfigurable y alto desempeño; cómputo ubicuo; procesamiento de señales y cómputo médico; robótica; tecnologías del lenguaje y visión por computadora.

Cada año tienen un promedio de 35 estudiantes de maestría y 30 de doctorado. Sus profesores, en su mayoría, son miembros del SNI y tienen reconocimientos en instituciones del extranjero, como el doctor Felipe Orihuela Espina, lector honorario en el Departamento de Cirugía y Cáncer del Imperial College London.

En cuanto a colaboración, han establecido vínculos con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Marina, a la que le construyen un simulador de vuelo. También tienen un nodo de supercómputo, en colaboración con la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP).

“Nuestros estudiantes hacen estancias en el extranjero: Inglaterra, Francia, Alemania, Colombia, EE. UU., Canadá e Italia. Somos una comunidad muy activa, inmersa en diferentes proyectos con impacto en la industria y en la generación de conocimiento”, reconoce el coordinador de esta área, el doctor Saúl Pomares Hernández.


Fuente: Agencia Informativa Conacyt, 11 de noviembre de 2016


Inicio | ¿Quiénes Somos? | Contacto | Ligas de interés

Instituto Politécnico Nacional 195, Playa Palo de Santa Rita Sur. 23096 La Paz, B.C.S. México
Tel: (52) (612) 123-8484 Ext: 3931

www.mexicoesciencia.com