Dos grandes patólogos tampiqueños

25-11-2014



María Doris Hernández Ochoa

El sur de Tamaulipas es cuna de grandes hombres y mujeres, que han destacado en el deporte, la empresa, el arte en todas sus manifestaciones, políticos y escritores.

En la ciencia médica, existen dos gigantes en patología humana que nacieron aquí, considerando que es una  especialidad de la Medicina, rama del estudio de las enfermedades,  disciplina  que  estudia  los cambios estructurales bioquímicos y funcionales que subyacen a la enfermedad en células, tejidos y órganos.  Como se deduce para quienes ignoramos la finalidad de esta especialidad, requiere de una gran disciplina, estudios y responsabilidad para dedicarse a ella.

Uno de esos médicos que crearon fama en toda Europa durante la segunda mitad del siglo XIX, fue Bartomeo Robert i Yarzabal, de abuelos catalanes,  que nació en enero de 1843 y cuya acta de nacimiento se encuentra en los archivos de la catedral de la ciudad, según investigación que hizo el inolvidable padre  y cronista Carlos González Salas.  Cuando niño,  su padre, que era médico, decidió enviarlo a Cataluña para que iniciara los estudios básicos dado que en esa época había escases de  escuelas. El chico pasó del nivel básico de Sitges al bachillerato en Barcelona y a la carrera  de Medicina en  Madrid, graduándose en 1864, especializándose en patología materia de la cual fue profesor en la Facultad de Barcelona, además de médico de número en el hospital de la Santa Cruz.

Fue miembro de un gran número de sociedades científicas europeas y expositor en los congresos médicos en Berlín, Roma y Moscú, dominando en la práctica  el diagnóstico. Cuando enfermaba el rey de España, sus colegas lo invitaban a Madrid a que respaldara  el tratamiento. Generoso con los pobres a quienes no cobraba, su prestigio lo llevó a la política, ocupando por pocos meses la alcaldía de Barcelona y una diputación en las Cortes. Su muerte en abril de 1902, en medio de un banquete en su honor, en el preciso momento en que levantaba su copa para brindar.  La huella que dejó el doctor Robert fue tan profunda, que antes de 3 años ya se habían erigido estatuas suyas en varias ciudades y un monumento en la plaza Tetuán, en Barcelona.

Otro médico tampiqueño y patólogo lo es Ruy Pérez Tamayo, quien nació en agosto de 1924, emigrando su familia a principios de los 30 a consecuencia del desastre que dejó el huracán del 33, siguiendo sus estudios en la ciudad de México. Pocas personas saben que su papá fue un consumado artista: Alfredo Tamayo Marín, quien fungió como director de “Cultura Estética Popular de Tamaulipas”; cantante barítono con estudios en el Conservatorio Nacional, autor de la canción “Alma yucateca” y “Alevántate, Julia”, conciertos para piano y orquesta, colaborando con José Vasconcelos en proyectos culturales en los años 20.

El señor Tamayo padre, es autor de la música del “Himno a Tamaulipas” , estrenado en enero de 1926 con el título original de “Himno a Matamoros” , pero fue de tal gusto para el gobernador Portes Gil , que pidió la letra se refiriera a todo el estado, y  fue aceptado por el autor de la misma : Antonio Pérez Marín.

Ruy Pérez Tamayo egresó de  la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) , realizando diversos estudios de especialización en el extranjero y en México, doctorándose en medicina inmunológica en el Politécnico Nacional.

Fue fundador de la Unidad de Patología de la Facultad de Medicina de su alma máter, la cual dirigió por quince años. Desde 1958 ha sido catedrático de patología, y con más de cincuenta y ocho años de ejercer la docencia fue nombrado profesor emérito. Es además jefe del Departamento de Medicina Experimental de la Facultad de Medicina en el Hospital General de México. Durante diez años perteneció a la Junta de Gobierno de la  UNAM . Es miembro de El Colegio Nacional,  de la Academia Mexicana de la Lengua y honorario del Seminario de Cultura Mexicana.

Precisamente esta última institución,  lo presenta el martes 25 de este  noviembre  en el teatro “El farol” a las 6 de la tarde, exponiendo el tema “Humanismo y Medicina ”.

Fuente: Milenio, 22 de noviembre de 2014.
 


Inicio | ¿Quiénes Somos? | Contacto | Ligas de interés

Instituto Politécnico Nacional 195, Playa Palo de Santa Rita Sur. 23096 La Paz, B.C.S. México
Tel: (52) (612) 123-8484 Ext: 3931

www.mexicoesciencia.com